Entrevista a Vicente L. Mora. Lectoespectador in Fabula.

Vicente Luis Mora es un reconocido autor de obras de ficción y ensayo. Entre sus publicaciones más recientes se encuentra El Lectoespectador. También es un activo bloguero. Los que siguen este blog saben que el libro El Lectoespectador me entusiasmó mucho (si están interesados pueden leer la primera y segunda parte de mi reseña). Entre otras cosas, ese libro me confirmó una vez más que las reflexiones más agudas sobre la mediasfera no suelen provenir de los estudiosos de la comunicación sino de los críticos literarios. Los ejemplos de Marshall McLuhan Walter Benjamin me eximen de mayores explicaciones al respecto…

Carlos A. Scolari: … ¿Se trata simplemente de un fenómeno de “exterioridad” -o sea, la diferencia sería que se mira lo mediático desde otro ámbito- o lo literario tiene algún plus interpretativo que los académicos, al estar atrapados en nuestros vericuetos metodológicos, nos estamos perdiendo?

VLM: Mi punto de vista no es “literario” puro; a pesar de ser doctor en literatura tengo una formación heterogénea, que va desde lo jurídico a lo literario y pasa por lo filosófico y la teoría de la imagen. Mi parcial autodidactismo me produce algunas disfunciones, como es lógico, pero también me permite asomarme a los fenómenos sin demasiadas anteojeras ni prejuicios. Es decir, mi mirada es “exterior”, como bien apuntas, incluso en mi tesis doctoral. La filosofía me dota de metodologías para cada caso, si bien siempre intento hacer con ellas lo que la sociedad con las materias de estudio: doblarlas, estirarlas, retorcerlas, para ver su límite de flexibilidad y estudiarlas cuando están a punto de convertirse en otra cosa.

VLM_2

CAS: ¿Cómo podríamos definir la vida en Pangea? ¿Cuál sería un buen identikit del Homo Pangeicus? ¿Es una configuración totalmente nueva o contiene elementos de las culturales orales pre-escritas? ¿Hasta dónde no es un retorno al pasado -como en la Terra Nova de Spielberg- después del cierre del Paréntesis de Gutenberg?

VLM: La vida de cualquiera de nosotros es pangeica. La de un masai en África lo es mucho menos o nada, claro: Pangea no es todo el planeta, sino que une los núcleos comunicables de todo el planeta (desde luego, todas las ciudades del mundo, donde se aglutina ya la mayoría de la población). El lectoespectador pangeico se levanta y va a al trabajo (o trabaja desde casa), recibe información desde innumerables soportes diferentes, sean textovisuales o audiovisuales, y devuelve la información o la comparte con otros de la misma forma en que la recibe. No se limita a ser destinatario de contenidos sino que los comenta, los redistribuye y, en algunos casos, también los genera (si tiene un blog, o Twitter, o Facebook, o deja comentarios en la Red, por ejemplo). Su actividad forma parte de un ciclo de comunicación sin pausa en el que es parte activa de la comunicación global (y ya no meramente pasiva o consumidora, como hace 30 años).

CAS: Dos ideas fuertes me entusiasmaron de El Lectoespectador. La primera la tengo bien digerida: la narración como relato que se expande más allá de lo escrito. La segunda, en cambio, me sorprendió agradablemente: la narración entendida como diseño ¿En vez de “talleres literarios” deberíamos proponer talleres de “diseño narrativo transmediático”? ¿Hasta dónde la narratología no se ve desbordada y debe pedir ayuda a quien sabe de diferentes sistemas de significación no-lingüísticos? ¿Podemos imaginar un retorno por la puerta grande de la semiótica, después de dos décadas de ostracismo académico?

VLM: Ya he dado, en algunos de mis talleres literarios, pautas para la creación de una literatura tanto diseñada como transmedial. Cada vez es más digital la literatura, desde luego, incluso la de quienes hacen novelas de corte decimonónico en la pantalla de su ordenador. Todos los que hemos ido más allá diseñando literatura lo hicimos de una forma casi inconsciente, para saber después que otros cientos de escritores lo estaban intentando, al mismo tiempo, en todo el mundo. Las formas resultantes son complejas y desafían a la filología tradicional, pero mientras que la palabra “literatura” quizá se queda corta para definir las obras, intervenidas por lo performativo y lo visual, el término “narración” demuestra una extraña maleabilidad y resistencia, es un concepto elástico que puede aplicarse a Dickens y Rabelais, al videojuego Alan Wake o a la serie The Wire, por citar grandes obras artísticas de nuestro tiempo. Todas son narraciones, por más que sus estructuras, composiciones y usos sean diferentes u opuestos.

miniel-lectoespectador

CAS: Me encantó la idea del “narrador como una interfaz”… ¿Es sólo una metáfora? Si se verifican los procesos de desintermediación editorial ¿es posible que esta idea se convierta en realidad?

VLM: Creo que ya es una realidad. Un blog anónimo, por ejemplo, es una interfaz pura emitiendo información literaria (si el contenido es bueno, claro, en otro caso lo que emite son letras ordenadas). En tu libro Hacer Clic has explicado bien los problemas y contradicciones de las interfaces y que estas formas de medialidad inteligente son tanto más poderosas cuando más invisibles son. Eso ha pasado siempre también en literatura: como decían Eliot, Valéry o Mallarmé, la gran obra de arte exige que el autor desaparezca detrás de ella, sin dejar rastro de sí mismo. Su poder expresivo se incrementa proporcionalmente al hacerlo la distancia respecto al ego.
La potencialidad digital del libro electrónico nos pone a las puertas de muchos fenómenos que cambiarán en breve muchas de nuestras ideas sobre autoría, medialidad, interacción y creación. El antiguo yo romántico va a sufrir mucho en el siglo XXI.

CAS: Escribes que “sigue sin existir un Shakespeare o un Cervantes del hipertexto…”.  ¿Por dónde imaginas que pasa el futuro de la narrativa digital? En el libro no hablas mucho de videojuegos. ¿Debemos considerarlos un espacio estratégico para lo narrativo?

VLM: No hablo mucho sobre videojuegos porque, junto con las series televisivas, son el objeto central de mi investigación en estos momentos. Si llego a algunas conclusiones interesantes, las publicaré. De todas formas, estas no son formas de “futuro”, son narrativas digitales en el presente que tienen ya bastante historia y notable bibliografía a sus espaldas. Debemos anotar, eso sí, que en el caso de las series se ha producido un cambio radical desde 1999 (con la aparición de The Sopranos), teniendo siempre a la vista el asombroso antecedente de Twin Peaks (David Lynch, 1990).

CAS: En el libro mencionas la producción de microrrelatos ¿Estamos asistiendo a un boom de las microtextualidades? ¿Hasta dónde eso no es contradictorio con el boom de sagas interminables de jóvenes magos ingleses, detectives suecos o vampiros? ¿Se expande nuestro espectro textual hacia ambos extremos?

VLM: Sí, creo que son movimientos dialécticos que se complementan en cierto modo. Consideramos los anuncios en TV de 20 segundos como formas narrativas plausibles, pero también admiramos series con 6 temporadas y cientos de capítulos. Se leen grandes novelas de Pynchon o Levrero y también microcuentos en línea o libros fragmentarios. Disfrutamos de los cortos del www.notodofilmfestival.com y vídeos de Youtube pero también -al menos en mi caso- de películas de Mallick de dos horas y media de duración. El público asiste a las obras de Microteatro por dinero en Madrid, pero eso no quita asistencia a las óperas del Teatro Real. Hay una disociación esquizoide que vivimos con la mayor de las naturalidades.

Fotografía de Iñaki Gan do Campo.

Anuncios

2 Comments

Add yours →

  1. Excelente pero me quedé con muchas ganas de seguir leyendo. Agradezco que haya compartido parte de esta entrevista. Los seguire en el blog. Hasta pronto. Matilde.

  2. Buena…me da luces y caminos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: