¿Existe un canon transmedia? Una propuesta de obras.

Poco a poco las narrativas transmedia han constituido un canon de obras paradigmáticas. En este post presentaré un puñado de producciones que, con una cierta seguridad, ocuparán un lugar relevante en el desarrollo de este formato narrativo. O sea: es muy probable que cuando se escriba la historia de las narrativas transmedia se hablará de estas obras. Como todo canon artístico, esta lista que presento está sujeta a debates, exclusiones e inclusiones. En caso de reclamos dirigirse a la sección Comentarios de este post.

Antes de seguir aclaremos algunas cosas. Este canon transmedia estará compuesto por obras donde se encuentran presentes las dos propiedades que caracterizan a las narrativas cross-media: 1) El relato se expande a través de múltiples medios y plataformas; y 2) Los usuarios participan activamente en la expansión a través de sus propias producciones. En algunos casos la expansión transmedia no es tan fuerte pero su inclusión en el canon se justifica por la cantidad de producciones a cargo de usuarios que han generado; en otros casos, los productores se han encargado de llevar la historia a través de un amplio abanido de medios y plataformas de comunicación, abriendo al mismo tiempo espacios de participación para los prosumidores.

Ficción
Comencemos por las producciones transmedia nacidas a partir de obras cinematográficas. Si miramos hacia la gran pantalla, dos producciones de ciencia ficción sobresalen (no es casual que ambas ocupen un rol destacado en el libro Convergence Culture de Henry Jenkins):

– Star Wars

¿Qué decir a estas alturas del mundo narrativo creado por George Lucas? Lo que nació como un proyecto cinematográfico se convirtió en un universo narrativo desplegado a través de infinidad de medios, plataformas, juegos y productos. Este video resume brevemente los alcances de ese mundo.


Dentro de las producciones de los usuarios, si bien no amplía el mundo narrativo creado por Lucas, me encanta el proyecto  Star Wars Uncut, el cual reconstruye de forma cooperativa cada escena de la película original.

– The Matrix

Todo un clásico del transmedia de los años 1990, The Matrix demostró la existencia de una nueva generación de creadores que “pensaba en transmedia”. Desde el cine a los videojuegos, pasando por el cómic y el merchandising, la guerra entre el mundo real y el virtual también inspiró a miles de prosumidores en todo el mundo.

– 24

Sigamos con la televisión. La serie 24 de Fox fue quizá la primera en experimentar una expansión transmedia que incluía desde mobisodios hasta cómics, videojuegos, novelas y webisodios. Esta producción tiene un valor importante para mí, ya que fue la primera que analicé a fondo (ver mi artículo Transmedia Storytelling: Implicit Consumers, Narrative Worlds, and Branding in Contemporary Media Production publicado en el International Journal of Communication).

– Harry Potter

Junto con The Lord of the Rings de J.R.R. Tolkien los libros de J.K. Rowling se convirtieron en la base de lanzamiento de una variada gama de producciones transmedia. Ambas experiencias, además, comparten un elemento: los dos relatos fueron llevados al cine en forma de adaptación (sin expandir el relato). Las expansiones, sin embargo, se encuentran en otro tipo de obras -como los videojuegos- y en la incansable actividad de los prosumidores. Sólo en Fanfiction.net hay casi medio millón de relatos a cargo de los fans del mago de Hogwarts.

– Pandemic 1.0

Este experimento narrativo de Lance Weiler presentado en el Festival de Sundance 2011 es quizá la experiencia más inmersiva que nos ha deparado hasta ahora el mundo del transmedia. Si Afternoon de Michael Joyce todavía hoy es considerada la madre de todos los hipertextos narrativos, no debería sorprendernos si dentro de un par de décadas todavía se sigue hablando de Pandemic 1.0, un mundo narrativo que salta de la pantalla al mundo real de la mano de instalaciones interactivas, redes sociales y objetos con tags que los participantes deben localizar.


No ficción

– Cutthroat Capitalism
En 2007 la revista Wired hizo un experimento del cual todavía se habla: realizar una investigación periodística sobre los piratas del mar somalíes y contarla integrando diferentes medios y lenguajes. La joya de Cutthroat Capitalism es el videojuego de simulación que pone al lector en el lugar del pirata.

– Highrise. One millionth tower

Esta obra del National Film Board de Canadá es un gran ejemplo de lo que el transmedia puede hacer por el género documental. Si bien el relato no se despliega a través de muchos medios, la experiencia en la web es tan variada, inmersiva y rica que es como si estuviéramos navegando en varios espacios mediáticos de manera simultánea.

A diferencia de las obras de ficción, en este y otros documentales transmedia la participación de los usuarios se da sobre todo durante el proceso de producción (y no al final en forma de post-producción). Les recomiendo la web del NFB, ahí encontrarán muchos documentales interactivos de gran nivel.

En este post he recolectado una serie de obras que han marcado el territorio del transmedia en diferentes géneros. Todo canon se caracteriza por ser discutible: cualquier lector tiene el derecho a preguntarse ¿Por qué Star Wars y no Dr. Who? ¿Por qué 24 y nos Lost, una serie que incluyó dos juegos de realidad alternativa (algo que la Fox nunca produjo para 24)? Como escribí al comienzo del post, a partir de ahora -como en cualquier obra transmedia- la palabra pasa a los lectores.

Anuncios

21 Comments

Add yours →

  1. Un artículo interesante que recoge producciones recientes.

    Quiero preguntarte si Mickey Mouse no debería ser una obra “canónica” transmedia. La creación de Disney pasó del corto al largo, a revistas como Don Mickey y otras (que convertía al ratón en un detective), cuentos interactivos, enciclopedias para niños, programas educativos, videojuegos… Y un parque temático.

    Si nos retrotraemos en el tiempo, ¿no podríamos considerar transmedia ¿las obras de Shakespeare? Él las retoma de otras tradiciones, las recrea, las amolda según los gustos del público, con el tiempo aquellas obras se transforman en producciones contemporáneas que a su vez se diversifican. Hay producciones Disney que parten de Shakespeare, y luego los cuentos, vídeos educativos, etc.

    Creo que a menudo no se menciona a Disney ni la tradición narrativa. Lucas no creó realmente nada nuevo. Neo o la saga Starwars siguen el camino del héroe que ya marcaran los griegos.

    ¿Pudiera ser?

  2. El mundo narrativo de Disney es seguramente una de las grandes experiencias transmedia. A diferencia de Star Wars, el mundo Disney articula muchísimos hilos narrativos, por lo que genera una especie de big bang de historias.
    En el caso de Shakespeare, no debemos confundir transmedia con intertextualidad. Todas las obras forman parte de una red textual, pero no todas son obras que 1) se expanden con nuevos personajes y situaciones, y 2) los usuarios participan en la expansión.
    NI Lucas ni Disney inventaron este tipo de historias. Si vamos al pasado, el relato cristiano es un buen ejemplo de transmedia… Pero es evidente que ahora adquieren mayor relieve (por la explosión de medios) y participación (por cambios culturales y tecnológicos). Además, ahora los creadores son cada vez más conscientes de la necesidad de planificar las expansiones y la participación.

  3. Hola, de nuevo,

    ¿No deberían estar incluídas las obras del universo Marvel y DC? ¿Personajes como Superman, Batman o Lobezno o Hulk no son iconos transmedia? Además de los cómics, los videojuegos, las novelas, animación, películas, fanfics, parodias, canciones… Mucho antes que el universo Starwars están los universos de Marvel y DC. ¿Puede ser? ¿No es el cómic, una vez más, la Cenicienta?

  4. Hello and thank you for your work.
    It would be good to add that there are a lot of other “cases” and examples of transmedia experiences, and it is important not to mention always the same ones. Though we have our favorites. Of course there is the great “Heroes” (Tim Kring) case. But you can also have a lot at this :

    http://collapsus.submarinechannel.com/

    http://robotheartstories.com/

    http://www.conspiracyforgood.com/

    and-joy

  5. Emilio González agosto 17, 2012 — 6:47 pm

    Estoy haciendo un análisis sobre transmedialidad en la historia de The Walking Dead. ¿Alguna investigación que me recomiendes para poder utilizar como antecedente? ¡Gracias!

  6. Mira mi artículo sobre “24” en el International Journal of Communication.

    • Emilio González agosto 18, 2012 — 9:18 pm

      Ya tenía en cuenta ese artículo, muchas gracias. ¿Algún otro? Me he estado apoyando también en los ibros “Previosly On” y el tuyo sobre Lostología. Buen día.

  7. Em enero saldrá mi libro NARRATIVA TRANMEDIA en ed. Deusro. Mira el númerommonográfico de CONVERGENCE coordinado por Jenkins.

  8. Hola. Un buen ejemplo, en mi opinión, es Heroes, de NBC. Más reciente, claro, pero planificada como transmedia.
    http://www.nbc.com/heroes/evolutions

    Espero sea útil. Saludos

  9. gracias carlos por la (curiosa) generosidad y la (consistente) lucidez

  10. Miguel Covarrubias agosto 14, 2016 — 5:26 pm

    ¡Hola! ¿Cómo es que el material fan-made añade al canon si, como ejemplo primordial, el de Star Wars es uno restrictivo que incluso dejó fuera las obras del Universo Expandido que contrariaban a la nueva historia?

    • El artículo no aclara una cuestión: la doble acepción de la palabra “canon” (solo puse un link). O sea,por un lado tenemos al “canon” entendido como un conjunto de obras clásicas (“el canon de la literatura española incluye al Quijote, el Lazarillo de Tormes y las Ficciones de Borges”). Otra cosa es el “canon” en el contexto del transmedia, o sea los contenidos “oficiales” que se diferencian del “fandom”, o sea los contenidos generados por los usuarios. Como he escrito varias veces, las fronteras entre canon y fandom no son claras y existe una zona gris (https://hipermediaciones.com/2016/05/15/alonso-quijano-el-primer-otaku/). Por otra parte, el canon puede cambiar, evolucionar e incorporar/excluir obras: también en el mundo de la narrativa hay conflictos de poder, hegemonías/resistencias y relaciones de fuerza. Creo que el caso de Star Wars que mencionas expresa muy bien estas tensiones y cambios en la extensión del canon. Hay muchos otros ejemplos, por ejemplo el mundo transmedia de Conan El Bárbaro (donde el canon fue definido por los fans!). Si te interesa este tema, lleva este debate a Facebook e incorpora a Mar Guerrero Pico, ella es experta en cánones y fándomes 😉

  11. Pregunta: hay más actualizaciones de este posteo? Perdón por mi ignorancia!

  12. NO! Se debería ampliar el canon con otras obras… y quizá alguna se pierda por el camino. Pero debería ser un canon más colaborativo, construido entre más gente.

  13. Muy interesante selección. En el área periodística hay un tremendo potencial. Sugiero revisar el Proyecto Quipu https://interactive.quipu-project.com/#/en/quipu/intro que si bien no entra en la calidad de culto, es una muestra de cómo la transmedialidad permite un contacto con la realidad que no sería posible de otra manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: